Mujeres en el mundo de la construccion

La construcción, está en todas partes, desde que el ser humano salió de la cueva la necesidad de construir un refugio con el que poder suplir la necesidad básica de seguridad, ha estado ahí. No hemos cambiado mucho y hoy en día su relevancia económica es clara, no hay más que ver el gran aporte anual del 12,5% al PIB estatal.

A pesar de la crisis del 2008, el sector de la construcción  sigue siendo uno de los sectores más potentes y que más empleo crean a nivel estatal, dando trabajo a más de 1,3 millones de personas en España. Al mismo tiempo, sigue siendo un sector altamente masculinizado, cuando pensamos en la construcción, ¿Lo relacionamos con las mujeres? Y en nuestro imaginario colectivo, ¿Se nos permite visualizarlo como un mundo donde las mujeres estamos representadas? O ¿Sigue siendo un mundo de hombres?

La respuesta es clara, los recientes datos de la EPA (Encuesta de Población Activa)  nos muestran como únicamente el 9,6% de las trabajadoras del sector son mujeres. Esto nos sitúa en que nueve de cada diez profesionales de la construcción son hombres.

Atendiendo a los roles que representa este porcentaje, las mujeres dentro del sector siguen ostentando puestos relacionados con temas más estéticos como: ser decoradoras, interioristas…  Podemos apreciar que existe un cambio en la tendencia general hacia las nuevas generaciones, donde cada vez hay más arquitectas, ingenieras…pero aún queda mucho camino para llegar a hablar de paridad dentro del sector. 

Debido a ello, consideramos de gran importancia dar voz a esas mujeres que forman parte activamente dentro del sector de la construcción. En este caso, hemos tenido la oportunidad de charlar un rato con Mar, una mujer que lleva veintisiete años trabajando como jefa de obra.

Para ella, trabajar en la construcción ha sido algo que ha tenido claro desde niña, algo pasional; “realmente para mi la construcción ha sido una ilusión, crear casas, ese sueño, crear, crear, es algo que me enganchó desde niña”. No ha tenido dudas y a pesar de tratarse de un mundo de hombres eso no le ha impedido dedicarse a lo que más le gusta.

En sus inicios llamaba mucho la atención en el pueblo debido a que la gente no estaba acostumbrada a ver una mujer en la obra; “ La primera vez que estuve de jefa de obra, estaba de aprendiz, y ¡Ostias! ¡Hay una mujer en la obra! es tu hija…. Venían a verme a la obra desde el otro pueblo”.

Para ella ser jefa de obra siendo mujer significa “Responsabilidad, lo mismo que un jefe de obra, pero tienes que demostrar más cosas, siendo mujer”. Al tratarse de un mundo tan masculinizado, las mujeres tienen que demostrar su valía sobre todo en puestos asociados con dirección y más aún cuando se está tratando el propio terreno de la obra. 

En ocasiones, a la hora de cerrar un presupuesto de obra, ha tenido que mandar a un hombre para que la representará debido a que el propio cliente no se sentía seguro con cerrar un trato con una mujer, en sus propias palabras; “una cosa que me ha llamado la atención, es llegar a visitar a clientes para hacer unas mediciones, presupuestos…  y  ¿Vienes sola? ¿Con quién quieres que venga pues?”

Hemos podido hablar de conciliación, de pasiones, de cómo se ha reconstruido el mundo de la construcción, de política, de cómo uno de sus sueños es que las mujeres que entren en la construcción no tengan que demostrar más que los hombres y como cuando las cosas se hacen desde el corazón, no importan las dificultades que se te presenten.

Todo esto y mucho más, lo trataremos en nuestro primer podcast: Las Mujeres En El Mundo de la Construcción, donde podréis escuchar la entrevista completa a Mar y acercaros un poco más entender lo que significa ser mujer en el mundo de la construcción.

Estar atentos porque pronto anunciamos fecha :)

Maria Vaqueriza | 1 de Agosto de 2022